Maduro contra Chavez

I

Este es un escrito dedicado a chavistas.

Puede que irrite a algunos miembros de la oposición venezolana, a quienes recomiendo no leerlo. Busquen escritores más azucaraditos; yo no lo soy. Mi palabra es el machete con el que voy abriendo el camino de mis ideas y, por su puesto, de mis zozobras.

Anticipo: soy crítico y lo seré siempre. No soy partidario de ninguna organización política, soy venezolano a secas y ansío con todo el fervor de mi ser reinventar a mi país. Este escrito no aspira convencer a nadie; aspira elevar el espíritu crítico de mis compatriotas por el bien de Venezuela.

Nada más.

Capriles, ¿gobernador o líder histórico?

En las naciones hay fechas relevantes, fechas decisivas y fechas vitales. El 14 de abril de 2013 es una fecha vital para Venezuela. Nace un nuevo país o se aborta. El voto será su concepción y la defensa del voto: nuestra labor de parto.

 

Llegamos extenuados a este alumbramiento, llenos de duda y recelo. Nuestra esperanza está atiborrada de heridas, muchas de ellas aún abiertas, pero una y otra vez hemos resistido y pese a todas las dificultades y frustraciones, nos hemos sobrepuesto. Lo seguiremos haciendo, no tengo duda, llevamos en la sangre la fuerza redentora de los próceres más insignes de Latinoamérica, y esa fuerza nos inspira e impulsa.

 

Como venezolanos, estamos claros y firmes ante el nuevo reto. Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de concebir y parir -con el voto y su defensa- la nueva Venezuela.

El falo o la podredumbre electoral…

€œTe pintaron pajaritos, píntales una paloma逝

Willie Colón (Mentira Fresca)  

Fálica se ha tornado la improvisada diatriba electoral en Venezuela. Lo que en cualquier país civilizado sería un escándalo, en nuestro país intenta atraer el voto chavista.

El que abandera esta gesta inédita e inverosímil es Nicolás Maduro, quien, ante el asombro unánime del país, se ufana además de ser -sin sentido del ridículo- el platanote más erecto y €œbonito€ del chavismo, el €œcabeza de huevo€ más maduro que hay, el pajarito bendito por Chávez para comandar la revolución.

Cuba nos vence…

Venezuela es un territorio ocupado por Cuba. Duele decirlo, pero Fidel Castro está a punto de vencernos.

Ya no podemos hablar de intervención cubana, con Nicolás Maduro estamos ante un régimen cubano instaurado en Venezuela, aceptado por un corrupto Tribunal Supremo de Justicia y posiblemente legitimado por el perverso Consejo Nacional Electoral. Si no hacemos algo y nos organizamos seremos pronto súbditos de Cuba.
 
Nunca imaginé que en nuestro tiempo fuera posible un apocamiento nacionalista de este tipo, pero ya es indiscutible y si queremos sobreponernos a esta calamidad debemos comenzar por asumirla, a pesar del abatimiento y vergí¼enza que nos causa.
 

Diego Molero: yo sí soy un jala bolaé

€œY el que quiera ganá plata le voy a recomendá,que se meta a jala bola bien trapiao sin descansဝ

Rafael Garrido 

Esta entrega irrespetuosa y retadora que me atrevo a escribir en contra de ese bochorno que es el Ministro de la Defensa de Venezuela: Diego Molero, es un síntoma de nuestra devastación institucional como país. No la inspira ni el irrespeto ni el miedo, la inspira la angustia.

No se asombren, mi escrito ni siquiera es un desafío. Este tipo es tan poca cosa, tan pobre diablo, que ni intimida ni atemoriza: causa lástima. No es vergí¼enza ajena lo que provoca, es pena. Y la pena es unánime. No hay quien no se ruborice o se ría de este marinero que chapotea su estolidez en la piscina del Círculo Militar.

El chavismo mariconsón

€œTe pareces tanto a mí que no puedes engañarme€

Juan Gabriel

 

I

Lo advertí a tiempo: Maduro es un imbécil y buscará romper todos los récords de imbecilidad de la historia venezolana. Lo hará, incluso, a costa de provocar una guerra de arañazos y pellizcos entre sus propios simpatizantes. No tiene criterio para distinguir entre lo trivial y lo fundamental, y usa la tribuna pública con una irresponsabilidad a un tiempo torpe e histérica.