Clandestinamente, para genios…

Posted on

La voz de Carolina En un diálogo privado, Carolina Perpetuo me escribió este comentario a un tiempo inquietante y virtuoso: “Si la oposición no se une, si mantiene esta guerra a cuchillos que ha envilecido a la política de los ciudadanos, se instalará el nihilismo y el descreimiento cínico. Quien sea consciente de los prejuicios del nihilismo, no debe hacerse el loco”. Quizá sea una de las reflexiones más brillantes que he leído en este tiempo caótico de gritería, mordiscos e invectivas lanzadas –por Twitter– como ráfagas de metralleta al aire. Desde que leí la palabra “nihilismo”, martilla mis pensamientos, […]

La encubierta conquista de América

Posted on

La hambruna moral  No es fácil, no lo ha sido ni lo será. Venezuela –los venezolanos– está carcomiéndose a sí misma. No hay principios ni bases morales, como pueblo estamos desahuciados de esperanza, hurgamos en los basureros de nuestro espíritu buscando pequeños trozos de carroña de coraje y valor. No los encontramos. El hambre es multitudinaria. Hay una hambruna nostálgica por volver a ser un país. La encubierta conquista de las Américas Escribiré pronto –otra vez– sobre la psiquiatría y los perniciosos efectos sociales que causan en los pueblos si alcanzan el poder político en un país. Quizá haga un […]

Juan Requesens, Luchar Hasta La Libertad…

Posted on

Las espuelas de la ira No sé por dónde comenzar. Estoy paralizado. Sé que debo escribir, pero la ira clava sus espuelas en mi espíritu, que maldice al chavismo. Intentó concebir una idea que razone este calvario, pero no la hallo, es absurdo intentarlo. Estoy mudo. Tú también lo estás, lo sé. Ya no es indignación, es aborrecimiento. ¿Lo sientes? La revolución consolidada Cuando Trotski escribió La revolución traicionada para increpar a Stalin por la amenaza burocrática que se había creado en la Unión Soviética, no advertía, ingenuamente, que la revolución marxista no era traicionada por el estalinismo, sino consolidada. El marxismo […]

Neochavismo, el mal está hecho…

Posted on

El olvido inaceptable No olvidaré y te pido a ti que tampoco lo hagas. No nos está permitido hacerlo. El inconsolable drama que vivimos los venezolanos tiene muchos causantes y aunque el principal es sin duda el sátrapa Hugo Chávez –y la manada de bandoleros que lo acompañan (y acompañaron)–, también hay muchos otros que por razones inciertas (a veces oscuras, otras muy claras) colaboraron con este horror irreparable. Si honestamente queremos reinventar a Venezuela, el olvido es inaceptable.   Perdonar con repudio No olvidemos a los histéricos doños académicos y su estúpida sentencia: “aquí no hay una dictadura, sólo […]